Diez películas románticas irresistibles

Las películas románticas gustan a todo el mundo… si son buenas. De acuerdo, algunas son pastelosas y previsibles, pero otras son divertidas, pícaras y ensalzan el amor entre personas… o entre cualesquiera seres capaces de amar. ¿Qué importa la especie o el género del amante si su amor es sincero, sentido y envolvente?

  1. Brave Heart (Mel Gibson, 1995): Una gran película que provocó el levantamiento del nacionalismo escocés, a pesar de su poco rigor histórico. William Wallace fue un noble (aunque la película no lo deja claro) al que no le gustó que Eduardo I de Inglaterra invadiera Escocia (particularmente sus tierras). La película está basada en hechos reales. Sin embargo, se centra mucho en una historia romántica de la que no hay evidencias históricas (no consta que el derecho de pernada se usara con la pareja de Wallace… ni siquiera que se pintaran la cara de azul en aquella época, lo cual es anterior). Lo cierto es que Wallace consiguió unir a los escoceses contra un enemigo común que les pretendía colonizar desde el sur. La trama es muy interesante y bien contada aunque su rigor histórico sea bajo y es bueno que se sepa. La tortura a Wallace fue brutal, incluso peor de lo que sale en la película. En este vídeo te incluye una explicación incluyendo diversas canciones roqueras relacionadas con esta historia.
  1. Love actually (Richard Curtis, 2003): Es una comedia romántica que es todo un clásico del género, con formato de película coral y con un reparto muy interesante. Cuenta una decena de historias de amor (y desamor) que se entremezclan entre ellas. Entre ellas está, por ejemplo, el caso del primer ministro británico que se enamora de una miembro de su personal de servicio, un chaval que se enamora de una niña de su colegio, un joven que está secretamente enamorado de la esposa de su mejor amigo, y una secretaria que quiere liar a su jefe casado, entre otras historias. Hay muchas escenas memorables, como cuando el jefe intenta comprar secretamente un collar para su secretaria, o la declaración de amor con carteles para evitar hablar. Aunque también podría clasificarse como una película navideña, es mejor no hacerlo, pues la Navidad aquí es un contexto secundario que sirve de excusa para contar todas las historias.
  1. The holiday (Nancy Meyers, 2006): Amanda Woods (Cameron Diaz) es una mujer estadounidense que decide romper con su pareja. Al otro lado del océano, Iris (Kate Winslet) es una londinense sufriendo porque el hombre al que ama se comprometió con otra. Para olvidar su ruptura, Amanda decide irse de vacaciones intercambiando su casa por una temporada a través de una web especializada. Por ese medio conoce a Iris y se intercambian sus respectivas residencias y sus pertenencias durante dos semanas en Navidad. Ambas logran encontrarse de nuevo consigo mismas y aunque no buscan pareja, tal vez el destino no les ofrezca lo que buscan. A los que no les guste la Navidad o las películas navideñas, pueden estar tranquilos pues tampoco esta película es por ello empalagosa.
  1. La forma del agua (Guillermo del Toro, 2017): Bien podría estar en nuestra lista de películas ecologistas/animalistas. Elisa es una mujer muda y rara que trabaja en un laboratorio de alta seguridad. Su vida cambiará cuando descubre un experimento secreto: un hombre anfibio obligado a vivir encerrado en el laboratorio.
  1. Brokeback Mountain (Ang Lee, 2005): En la década de 1960 dos vaqueros consiguen trabajo cuidando ganado en la montaña Brokeback. Los dos quieren encontrar trabajo y formar una familia, pero entre ellos surge una atracción prohibida que marcará sus destinos en una sociedad homófoba.
  1. Annie Hall (Woody Allen, 1977): Un cuarentón neurótico (interpretado por el director) trabaja como humorista en clubs nocturnos. Tras romper con Annie (Diane Keaton), reflexiona sobre su vida, sobre cómo la conoció y sobre lo diferentes que son. Tal vez sean sus manías y obsesiones las que siempre acaban arruinando su relación con las mujeres.
  1. Cuatro bodas y un funeral (Mike Newell, 1994): Hugh Grant hace su típico papel de inglés enamoradizo, como en otras películas que bien podrían estar en esta lista (o que ya están), tales como Love actually, El diario de Bridget Jones, Notting Hill o Lunas de hiel. En esta ocasión interpreta a un joven que ve que casi todos sus conocidos se van casando. En una de las bodas conoce a una americana de la que se enamora a primera vista, pero que tras ese día no volverán a verse en años, hasta la siguiente boda, en la que ella ya está prometida. La vida es un cúmulo de ocasiones perdidas y aprovechadas.
  1. La novia cadáver (Corpse Bride; Tim Burton y Mike Johnson, 2005): El joven Víctor es hijo de un pescadero enriquecido. Sus padres quieren que se case con Victoria, hija de unos aristócratas. El matrimonio es pactado pero los jóvenes se enamoran. Antes de la boda, Víctor pone el anillo de boda en una rama que resulta ser la mano corrupta del cadáver de Emily, una novia asesinada por su marido tras la boda. Ella lo reclama como su esposo y se lo raptará llevándoselo a la Tierra de los Muertos. Víctor intentará volver a la tierra de los vivos, pero mientras, los padres de Victoria planean casarla con un hombre aparentemente más rico y adecuado. ¿Una frase para recordar? “Te amo, Víctor, pero tú no eres mío”.
  1. Una proposición indecente (Adrian Lyne, 1993): David (Woody Harrelson) y Diona Murphy (Demi Moore) están felizmente casados, pero un problema económico les impulsa a buscar suerte jugando en un casino de Las Vegas. Allí conocen a un maduro y apuesto multimillonario (Robert Redford) quien les ofrece un millón de dólares a cambio de pasar una noche con su mujer. Tras muchas dudas, ellos acaban aceptando. En una noche serán millonarios, pero… ¿serán capaces de disfrutar del dinero a pesar de su impúdico origen?
  1. Sabrina (Sydney Pollack, 1995): Sabrina es la hija del chófer de una familia de millonarios, los Larrabee. Desde niña ha estado secretamente enamorada de David, uno de los hijos de los Larrabee, vividor, mujeriego e irresponsable. Sabrina pasa unos años en París y cuando vuelve viene tan cambiada que David no la reconoce y queda prendado de ella. David va a romper con su prometida, a pesar de que ambas familias tienen tratos comerciales importantes. Por eso, su hermano Linus (Harrison Ford), que es quien lleva los negocios de la familia, hará todo lo posible para alejar a Sabrina de su hermano.

♥ Otras lecturas que pueden gustarte:

4 comentarios sobre “Diez películas románticas irresistibles

Comenta algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s