Mente blanca

El estrés pulía sus muelas. No soportaba más la presión de escribir por escribir, de publicar por publicar. “Todo llega cuando llega”, repetía y repetía, ante el acoso de su editor. En todas sus llamadas insistía en que cada obra nace cuando nace y que no se puede aplicar una cesárea para adelantar a la… Leer más Mente blanca

Final feliz

—Tom, ¿por qué tienes que estropear la felicidad de cada momento? —Me tienes harto, María de las Mercedes. La vida no es una película. Sabes que… ¡vomito tus cursiladas de niñata pija! —Recuerdo cuando me endulzabas cada día solo con una sonrisa. —Y yo recuerdo cuando me dejabas tomarme un café tranquilamente. Estás dando el… Leer más Final feliz

El contable asesinado

Roberto Sandemetrio estudió ingeniería industrial pero se metió en el negocio textil por su padre, vendedor de telas de toda la vida. Roberto era un hombre tranquilo e inteligente. Supo hacer crecer su negocio vendiendo por Internet, dedicándose también a la estampación y la impresión digital personalizada. Además, muchos de sus clientes valoraban que la… Leer más El contable asesinado

La violación de una niña tiene consecuencias (parte 2/2): La historia de Marco Antonio

Este relato tiene una primera parte: “La violación de una niña tiene consecuencias (parte 1/2): La historia de Wendy“. Conociendo a Marco Antonio Marco Antonio era un empleado de la construcción “multifunción”, como a él le gustaba que lo llamaran. Lo mismo levantaba un muro que arreglaba una cisterna o instalaba un panel solar para… Leer más La violación de una niña tiene consecuencias (parte 2/2): La historia de Marco Antonio

La violación de una niña tiene consecuencias (parte 1/2): La historia de Wendy

Conociendo a Wendy Conocí a Wendy cuando ella trabajaba como camarera en un bar de mala muerte en El Paso, en Estados Unidos. Yo iba porque la comida era casera, aunque los ingredientes eran de los más baratos. Ella era de esas personas que te atraen por su voz suave y tierna. Su cara y… Leer más La violación de una niña tiene consecuencias (parte 1/2): La historia de Wendy