La despedida más triste de la Historia

Nunca una separación fue doblemente triste. Ella me desterró a vagar por las arenas de mis recuerdos; movedizas y desérticas arenas. Me condenó a enmarañarme el pelo para sentir aquellas lejanas caricias. No quiso compartir nada. Tenía derecho, pero en mi corazón estábamos tres. Ni un juez firmando divorcios puede cambiar sentimientos tan animales. No… Leer más La despedida más triste de la Historia

Mente blanca

El estrés pulía sus muelas. No soportaba más la presión de escribir por escribir, de publicar por publicar. “Todo llega cuando llega”, repetía y repetía, ante el acoso de su editor. En todas sus llamadas insistía en que cada obra nace cuando nace y que no se puede aplicar una cesárea para adelantar a la… Leer más Mente blanca

Final feliz

—Tom, ¿por qué tienes que estropear la felicidad de cada momento? —Me tienes harto, María de las Mercedes. La vida no es una película. Sabes que… ¡vomito tus cursiladas de niñata pija! —Recuerdo cuando me endulzabas cada día solo con una sonrisa. —Y yo recuerdo cuando me dejabas tomarme un café tranquilamente. Estás dando el… Leer más Final feliz

Matarife

Su padre le advirtió: “No lo hagas, por favor”. La sordera adolescente convirtió la rebeldía en orgullo; y el orgullo en valentía espuria. “Yo puedo”, afirmó. Y siguió diciendo y diciéndose. Todos olían la mentira. Años después, sin querer, confesó: “No puedo salir. Estoy atrapado. No sé hacer otra cosa”. Encerrado en la negra pintura… Leer más Matarife

Cosas que no deberían cabrearme (parte 2): cazadores, estresados y otros amargados

Si queréis que no me enfade con vosotros, tenéis que leer antes la primera parte. Es broma. Leed lo que os dé la gana y no os enfadéis por nada. No hagáis como yo, que soy un puñetero cascarrabias (aviso: torturaré a quien así me llame). Una cosa que me enfada hasta la médula espinal… Leer más Cosas que no deberían cabrearme (parte 2): cazadores, estresados y otros amargados