La despedida más triste de la Historia

Nunca una separación fue doblemente triste. Ella me desterró a vagar por las arenas de mis recuerdos; movedizas y desérticas arenas. Me condenó a enmarañarme el pelo para sentir aquellas lejanas caricias. No quiso compartir nada. Tenía derecho, pero en mi corazón estábamos tres. Ni un juez firmando divorcios puede cambiar sentimientos tan animales. No… Leer más La despedida más triste de la Historia