«A trueco de quejarse, habían las desdichas de buscarse»

Mi vida de trotamundos me permite llegar a los lugares más apartados de las guías turísticas. Esos lugares a los que nadie quiere ir, son los que yo más aprecio. Además, allí es más fácil encontrar algún trabajo para ir tirando, sin lujos, por supuesto. Así llegué hace años a un pueblecito muy pequeño de… Leer más «A trueco de quejarse, habían las desdichas de buscarse»