Nos quedamos sin tiempo → Carta abierta de par en par para Málaga ciudad

Cementera en la ciudad de Málaga, un foco de contaminación cancerígeno e intolerable.
Cementera en la ciudad de Málaga, un foco de contaminación cancerígeno e intolerable.

Nos quedamos sin tiempo
para frenar la crisis climática
y para reverdecer el Guadalmedina;
para cerrar la cementera
y para castigar a los arboricidas;
para rescatar árboles de sus podas
y para sembrar nuestro bosque urbano;
para salvar Arraijanal, la vega del Guadalhorce,
y construir un futuro deseable.

¡Vecinas! Vamos muy lento
frenando expos y construcciones
y evitando los rascacielos;
que como plaga que son,
nos roban del cielo la luz.
No vamos apagando ni recolocando farolas
que fulminan nuestras estrellas,
que contaminan nuestros sueños
y la energía ni siquiera es renovable.

Nos quedamos sin tiempo
para hacer una ciudad para peatones
y obliterar coches y motos;
para quitar plástico del suelo
y largar el césped, sea o no plastificado;
para promover comida inteligente
que preserve el medioambiente;
y para oscurecer nuestra Navidad
hasta en La Concepción, de verdad.

¡Vecinos! Vamos muy lento
cumpliendo el Plan del Clima
por corto que se quede;
parando esos incendios
los que nos queman la vida;
revisando lo que respiramos
que el Ayuntamiento ni se entera
y los votantes enfermamos
sin saber donde está el mal.

Nos quedamos sin tiempo
para prohibir las carrozas que maltratan caballos;
para enseñar respeto a nuestros turistas;
para cortar el dinero a la tauromaquia;
para cuidar y mirar a nuestras playas
como ecosistemas que son y fueron,
aunque estén sucias en tierra y mar,
aunque haya espuma y huelan mal,
aunque metales tengan y tendrán.

¡Vecinas! Vamos muy lento
haciendo decentes carriles bici
y planificando bien la movilidad;
gritando a los que mandan
que las basuras no se queman;
se reciclan, se compostan,
se reducen, se repiensan…
Lento vamos amando a los extranjeros que se quedan,
y no solo a los que vienen y se van.

Nos quedamos sin tiempo
para todo lo que habría que hacer —y que nadie hace—;
para gritar a nuestros políticos del poder:
¡Olvídense de urbanizar y pónganse a estudiar!
Su baja cultura nos hundirá y nos hará emigrar.
Dejen de querer soterrar el tráfico y de engañar,
y cuiden caga gota de agua que no para de chorrear.
Veis el medioambiente como palabras para ganar,
y a posibles votantes conseguís engatusar.

Los científicos nos advierten claro:
que votemos lo que votemos,
que no ganen los mismos,
para dejar de caminar,
igual de mal.

♥ Nota: Haz click aquí para ver un resumen de los problemas de la ciudad de Málaga.

♥ Otras poesías reivindicativas:

Anuncio publicitario

Comenta algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s