Medicina universal

Estaba preocupado;
bastante ofuscado.
Pensando en mis pensamientos;
centrado en mis sentimientos.

Y vino él, el loco despreocupado.
Quería decirme algo que le preocupaba.
Hablando y hablando me hizo reír.
Y se fue sin contarme su preocupación.

Al día siguiente fui a verle yo.
¿Qué era lo que tanto te preocupaba?
¿Que era lo que me fuiste a decir?
Pregunté desde el corazón.

Me preocupaba tu preocupación.
Te vi triste, pensativo y melancólico.
Solo quise hacerte reír.
Algo simple, catabólico y simbólico.

Fue, en verdad, una gran solución.
La risa es magia natural.
Un chiste al día es esencial.
Mil gracias le di yo.

♥ Otras poesías incontables:

Comenta algo:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s